Ricardo Arjona: una vida polémica y familiar detrás de sus letras

Ricardo Arjona, para muchos, es uno de los nuevos trovadores de la música latinoamericana. Muchas personas admiran sus letras, pero detrás de ellas, una vida controvertida, con felicidad y tristeza ha inspirado la música del artista.

Originario de Jocotanengo

Aunque pocos saben, el reconocido cantautor guatemalteco nació en el poblado de Jocotenango un 19 de enero de 1964. La pequeña ciudad con poco menos de 20 mil habitantes, pertenece al departamento de Sacatepéquez y hoy cuenta con una calle en honor al cantante.

Originario de Jocotanengo

Frecuentemente, Arjona ha dicho que él es originario de la ciudad de Antigua. Esto se debe a la cercanía de Jocotenango con Antigua y su zona colonial. Aunque no disfrutó mucho de la ciudad ya que vivió gran parte de su infancia en Ciudad de Guatemala.

Graduado en Ciencias de la Comunicación

Aunque la atracción por la música empezó por parte de Ricardo Arjona se puede ver desde su infancia, no se dedicó a ella desde el comienzo. El cantante comenzó a estudiar arquitectura e ingeniería, pero acabó retirándose. Sin embargo, en Ciencias de la Comunicación logró graduarse.

Graduado en Ciencias de la Comunicación

Arjona ha dicho que habría estudiado esa carrera para cumplir con sus padres, después de perder una beca. Mientras estudiaba en la universidad, Ricardo también trabajó como maestro de escuela.

Estrella del baloncesto

Pocos conocen la faceta deportiva de Ricardo Arjona, pero esta fue muy destacada en su juventud. Ricardo llegó a competir en categorías amateurs y profesionales de baloncesto. Uno de los equipos en los que jugó fue el de los Leones de Marte.

Estrella del baloncesto

Fue en este equipo donde Arjona logró un récord nacional: anotar 79 puntos en un solo partido. El récord se mantuvo por 18 años, desde 1987 hasta 2005, cuando fue superado.

Una guitarra desde pequeño

La música no estaba en los planes de vida de Ricardo, pero siempre fue un factor predominante en su vida desde pequeño. A los 7 años, su padre le regaló su primera guitarra. Con ella, el cantante empezó a tocar y también a componer.

Una guitarra desde pequeño

A pesar de tener la compañía de su padre, en ese momento Ricardo no contemplaba aún la posibilidad de ser cantante de manera profesional. Esa vocación se fue desarrollando especialmente en los primeros años de su adultez.

Festival infantil

Sus primeras interacciones con la música se produjeron en el Festival Infantil Juventud 74, un concurso que ganaría en tres ocasiones. Las dos primeras fueron con canciones compuestas por su padre, mientras que la tercera habría sido con una de su autoría, Esa es mi barca.

Festival Infantil

En esa tercera participación Ricardo empezó a moldear su don para la composición. De hecho, fue un reto que se había puesto a sí mismo, pues el festival exigía que fueran los propios cantantes los que compusieran sus canciones.

Primer disco secreto

Ricardo Arjona grabó su primer disco cuando tenía 21 años. Aún estudiaba en la Universidad San Carlos de Guatemala, y era maestro de primaria y de guitarra en varias escuelas. Una novia de entonces, le habría concretado una cita con una disquera, sin que él supiera. Así nació el disco llamado Déjame decir que te amo.

Primer disco secreto

Para él, el resultado de esta obra fue nefasto. Nunca quiso saber más nada de esa grabación; incluso, cuando se hizo famoso, adquirió los derechos para engavetarlo.

Festival de la OTI

Entre los países iberoamericanos, se celebró por muchos años el Festival OTI de la Canción, con un esquema parecido al de Eurovisión. Ricardo Arjona fue el seleccionado por Guatemala para participar en el Festival de la OTI de 1988, que se celebró en Buenos Aires, con la canción Una estrella en el vientre.

Festival de la OTI

Si bien, Ricardo no cosechó buenos resultados en el festival; fue en aquella participación que fue definitiva para el lanzamiento de su carrera musical.

Experiencia argentina

Arjona, en 1988, decidió no regresar a vivir a Guatemala. Se radicó en Argentina, y desde allí, comenzó a desarrollar su carrera musical, aunque, de una forma bastante austera. Sus comienzos fueron como cantante en pianos bar, a cambio de alojamiento y comida.

Experiencia argentina

Para las décadas de los ’80 y ’90, Buenos Aires era una ciudad activa musicalmente. Ricardo Arjona era solo uno de los tantos artistas y músicos que se la pasaba en la famosa calle Florida, buscando el éxito.

Jesús, verbo no sustantivo

Los éxitos, para Arjona, comenzaron a sucederse rápidamente. En el mismo 1988, el cantautor publicó su álbum Jesús, verbo no sustantivo. En diferentes países latinoamericanos, se trató de un completo éxito en ventas.

Jesús, verbo no sustantivo

A pesar de que la canción Jesús, verbo no sustantivo cuenta una historia que puede ser considerada religiosa, el álbum fue mucho más completo y logró impactar a audiencias de todo el continente. La estrella comenzaba a brillar en diferentes escalas.

Rumbo a México

Después del gran éxito de su segundo álbum, Ricardo regresó a su país natal por un corto periodo. Su objetivo había sido ahorrar para volver a partir. Ciudad de México fue su destino predilecto, y de nuevo, Ricardo estuvo un tiempo como un músico errante cantando y tocando en diferentes bares.

Rumbo a México

A Arjona, el destino comenzó a cambiarle desde que comenzó a hacer intercambios de música por posada y comida. Sin embargo, los rechazos entre las disqueras fueron abundantes en esa etapa.

Del otro lado del Sol

Su tercer disco, Del otro lado del sol, es conocido por muy pocos fanáticos. Sin embargo, representó la transición entre su etapa de cantante de bares, a su éxito en los medios de comunicación. A pesar de no ser tan conocido, este álbum ha sido reeditado parcialmente.

Del otro lado del sol

Algunas canciones de este álbum, como Te conozco, fueron incluidas posteriormente en otros discos y se ha convertido en una de las más importantes del repertorio Arjona.

Compositor para telenovelas

En esa transición, Ricardo tuvo diferentes trabajos que le permitieron ganarse la vida. Uno de los primeros fue como compositor de la canción de la telenovela Alcanzar una estrella, que transmitió el Canal de las Estrellas en 1990.

Compositor para telenovelas

Su trabajo de cantautor comenzó a cotizarse, y Ricardo ya no era solo conocido por ser cantante. En este caso, la canción que él compuso se llama La mujer que no soñé jamás y fue interpretada por Ricardo Capetillo.

Llega el Animal nocturno

Hasta 1993, la carrera de Ricardo Arjona fue un ir y venir. Pero ese año, todo cambió con la publicación del álbum Animal nocturno. La grabación fue lenta, y después de terminada, el disco no vio la luz tan rápidamente.

Llega el Animal nocturno

Finalmente, un productor lo rescató y lo relanzó. Este disco vendió más de medio millón de copias, y llegó a ser incluido en la lista de los 100 discos que hay que tener antes del fin del mundo, producida por Sony Music. Seguro recordarás éxitos como Primera Vez, Quien Diría de este albúm.

El reconocimiento de Ricardo Arjona llegó a toda Latinoamérica, de forma masiva con la canción Mujeres, y con el videoclip que se produjo a partir de ella. El público de Ricardo siempre ha sido bastante femenino, y esta canción reivindica a todas ellas.

Mujeres

En ese entonces, Mujeres se convirtió en una especie de himno que reconoce la feminidad, y todo lo que ella conlleva. La canción, aunque hoy sea polémica, es reconocida y cantada por muchas mujeres de todo el continente.

Estrella total

Latinoamérica ha tenido en su historia muchos cantantes que se han convertido en grandes estrellas. Ricardo Arjona solo logró eso tras Animal nocturno. Con el pasar de los años siguientes, comenzaron las grandes giras regionales.

Estrella total

El conocimiento y estrellato de Ricardo llegó especialmente después de que publicó el álbum Historias, en 1994. Con él, letras de temas como Historia de Taxi, Señora de las Cuatro Décadas o Realmente no estoy tan solo empezaron a sonar en cada rincón. De las que daremos detalles más adelante.

Un noviazgo apasionado

En el tiempo en que Ricardo Arjona estuvo en Buenos Aires, se produjo el inicio de una larga y complicada relación sentimental. Se trata de su amor con Leslie Torres; la puertorriqueña con la que estuvo en un noviazgo desde 1985.

Un noviazgo apasionado

Los primeros años, su relación no fue muy pública, pero ambos se mudaron a Ciudad de México en 1989. La pareja, en ese momento, pasó de la intermitencia a la estabilidad.

El matrimonio del casino

En 1992, Ricardo y Leslie fueron a Las Vegas. Al llegar, y jugar en un casino, Ricardo consiguió ganar, al menos, 1200 dólares en un solo momento. Eso habría desatado mucha emoción entre ambos, y vieron la posibilidad de comprar un paquete nupcial.

El matrimonio del casino

Con el dinero que habían ganado, alquilaron una limusina y pagaron un paquete de matrimonio. De esta forma, la pareja se casó en Las Vegas, improvisadamente y sin mayor planificación.

La primera alegría

En el mismo año 1992, Ricardo Arjona recibió una de las alegrías más grandes de su vida: el nacimiento de su hija, Adria Arjona Torres. La pequeña nació en San Juan, Puerto Rico, como su madre, y habría vivido entre Guatemala y México durante su infancia.

La primera alegría

En su adolescencia, Adria habría pasado a vivir junto con su madre, en Miami. Ahora, en su adultez, Adria ha desempeñado una exitosa carrera como actriz, desde la ciudad de Nueva York.

Señora de las cuatro décadas

Arjona, desde el inicio, conocía muy bien a su público y supo reivindicarlo. Una de las canciones más importantes en toda su obra se produjo en el álbum Historias (1994), y estuvo dedicada a las mujeres que iban avanzando en edad: Señora de las cuatro décadas.

Señora de las cuatro décadas

Hasta entonces, pocos cantantes latinoamericanos habían hecho canciones específicas para hablar de lo atractivo que es crecer y envejecer, y cómo las mujeres necesitaban ese impulso, después de varias décadas de vida.

Historia de taxi

El otro gran éxito de Historias (1994) fue la canción Historia de taxi, que se convirtió probablemente en el mayor éxito de todo este álbum. Esta es una historia de desamor, en la que un taxista sale a buscar clientes, mientras atraviesa una crisis matrimonial.

Historia de un taxi

Pero, como es característico en la obra de Arjona, el desamor se transformó en amor, pues el taxista consigue el amor en una de sus pasajeras, y después, descubre que su esposa también lo engañaba, con el esposo de su pasajera. En fin, una historia de amor muy arjoniana.

Su segundo hijo

Después de Adria, llegó su segundo hijo, Ricardo, que nació el 20 de abril de 1994. Ricardo se crió junto a su hermana y cuando creció, comenzó a estudiar Administración. Hoy en día, su padre le reconoce y admira por trabajar a su lado.

Su segundo hijo

En el mundo de las celebridades, Ricardo Arjona hijo se ha dado a conocer por el increíble parecido que tiene con su padre, especialmente en sus años más jóvenes. Y es que hasta usan el mismo look de cabello.

Música con causa

El Ricardo que solo cantaba de amor y desamor fue evolucionando. En 1996, su sexto disco vio la luz, y esta vez, sus letras eran distintas. En Si el norte fuera el sur, Ricardo hablaba de amor, pero también de los retos que traía la globalización en esa década.

Música con causa

Una de las canciones más destacadas fue Ella y él, que narra la historia de amor de una chica cubana con un chico estadounidense, y cómo a pesar de sus visiones de vida distintas, el amor pudo triunfar.

Un Ricardo de éxito económico

Los tiempos en los que Ricardo tenía que cantar en bares, o tenía que promocionar sus canciones individualmente, habían quedado atrás de forma definitiva. Ahora Ricardo podía producir sus álbumes sin límites de presupuesto, y promocionar lo que quería.

Un Ricardo de éxito económico

Eso no menguó su éxito. Por ejemplo, Si el norte fuera el sur (1996) consiguió ganar el Billboard como Mejor Álbum Rock del año. Un éxito similar en ventas lo tuvo también su siguiente disco, Sin daños a terceros (1998).

La cúspide de 2002

Al llegar el 2002, Ricardo Arjona vivió una cúspide de éxitos, que, por otro lado, marcó el inicio de una complicada situación amorosa. En este año, se lanzó su álbum Santo pecado, que se ha convertido en el más vendido de su historia, con más de 10 millones de copias.

La cúspide de 2002

Sin embargo, en ese mismo año, comenzó la separación entre Ricardo y su esposa desde hacía diez años. Su separación marcaría solo el inicio de un complicado divorcio.

Junto con El Problema, el sencillo Minutos captó la atención de millones de fanáticos de Ricardo Arjona. Se trataba de una canción distinta, que no cuenta una historia de amor ni una reivindicación social, sino que habla del paso del tiempo, y el peso que tiene.

Minutos

Una enorme cantidad de fanáticos quedó totalmente cautivado gracias a la obra planteada en Minutos, e incluso, Arjona con estas piezas empezó a conseguir diferentes audiencias aparte de la femenina.

El inicio del proceso de divorcio

La historia de amor de Ricardo y Leslie no llegó a buen término. Ambos comenzaron muy enfrentados, pues Leslie fue la que interpuso la demanda de divorcio, en la ciudad de Miami. Ricardo habría contrapuesto otra solicitud de divorcio, pero en la Ciudad de México.

El inicio del proceso de divorcio

Desde este momento, pudo verse que el divorcio solicitado no era por mutuo acuerdo. La pareja comenzó a hacerse acusaciones muy fuertes, que acapararon titulares de la prensa rosa en varias latitudes.

Las acusaciones

Los problemas entre la pareja se hicieron públicos. La vida privada que todos anhelaban con conocer se volvió noticia de última hora. Ricardo y Leslie se hicieron acusaciones mutuas.

Las acusaciones

Para Leslie, Ricardo tenía problemas con su comportamiento, y esa habría sido la causa de la separación. En cambio, Ricardo acusó a Leslie de haber tenido problemas de abuso de sustancias. En las mentes de ambos estaba el bienestar de sus hijos, que apenas tenían 10 y 8 años cuando se inició el proceso legal.

El largo camino de la separación

La primera demanda de divorcio en Miami fue desestimada, debido a que la pareja no vivía ahí. La demanda hecha en Ciudad de México no fue aceptada, pues el juez no reconoció los cargos que Ricardo le adjudicaba a Leslie.

El largo camino de la separación

Para el año 2005, Leslie nuevamente volvió a solicitar el divorcio en una corte de Miami. A partir de acá, comenzó un litigio por los bienes económicos de la pareja y la custodia de sus hijos.

Divorcio concedido

No fue hasta 2009, después de seis años y medio del inicio del trámite, que la pareja consiguió el divorcio. Un juez de familia de la ciudad de Miami separó los bienes de la pareja y declaró la disolución del matrimonio de Arjona y Torres.

Divorcio concedido

Finalmente, la disolución se hizo efectiva debido a que las partes consiguieron un acuerdo económico, y, además, acordaron la custodia compartida de sus hijos, que para ese entonces aún eran menores de edad.

Un nuevo amor

Después de la larga y difícil separación con Leslie Torres, Ricardo Arjona logró abrirle las puertas al amor. Se trata de la modelo venezolana Deisy Arvelo, a quien conocía desde el año 1998 pero con la que solo estableció una relación formal a partir del 2006.

Un nuevo amor

Su relación fue ascendiendo, y la pareja comenzó a mostrarse sin pena en público. De hecho, Deisy fue la modelo principal del videoclip de la canción Dime que no, escrita por Ricardo.

Nicolás llega al mundo

En 2010, Ricardo Arjona dio la sorpresa con el nacimiento de su tercer hijo, y el primero de su relación con Deisy Arvelo. Arjona anunció que su hijo llevaría el nombre de Nicolás.

Nicolás llega al mundo

Al ser el más pequeño de sus hijos, Ricardo se ve muy activo en redes sociales y suele publicar fotografías con su pequeño Nicolás. A través de su Instagram, se ha podido ver como el pequeño Nicolás toca la guitarra y tararea las canciones de su padre.

Probablemente, el éxito que tuvo Ricardo Arjona con su álbum Santo pecado solo se replicó con Adentro, estrenado en el año 2005 y del que surgieron sencillos indiscutibles como Acompáñame a estar solo o Pingüinos en la cama.

Adentro

En Adentro, Ricardo volvió a hablar de amor y desamor. Rápidamente vendió más de medio millón de ejemplares y el álbum fue un completo éxito entre fanáticos, lo que lo llevó a hacer una gira y ganar importantes premios.

Grammy para Arjona

Adentro le trajo a Ricardo Arjona lo que no había podido conseguir en toda su carrera: los premios Grammy. El disco ganó como Mejor álbum pop latino en los Premios Grammy. Por su parte, en los Grammy Latino, se alzó como Mejor álbum vocal pop masculino.

Grammy para Arjona

Ese ha sido el único momento de toda la carrera de Ricardo Arjona en el que ha podido ganar un premio Grammy, aunque años después recibiría otra nominación.

Giras mundiales

Ya Ricardo Arjona era sumamente reconocido en toda Latinoamérica e incluso Europa, y ello le permitió hacer conciertos y giras de gran escala. Así lo hizo, con la Gira Adentro, que se dividió en dos etapas y cerró en Barquisimeto, Venezuela en 2007 con más de 100 mil espectadores.

Giras mundiales

Pero eso no quedó ahí. Después de que sacó su álbum 5to piso en 2008 inició una gira de 123 conciertos, que acumuló hasta un millón de asistentes entre todos ellos.

Fundación Adentro

Ya con su carrera consolidada, Ricardo Arjona dio el paso hacia la filantropía, a través de la Fundación Adentro. Fue creada en 2006 y tiene su sede en la Ciudad de Guatemala. Su enfoque principal es la niñez, con ella busca que cada niño pueda alcanzar sus sueños.

Fundación Adentro

Entre los proyectos que la Fundación Adentro ha realizado, se encuentra la construcción de escuelas en Guatemala, con la aspiración en convertirse en modelos para el sector educativo.

Escuela Nohemí Morales de Arjona

En honor a su madre, Ricardo Arjona inauguró en 2014 la escuela Nohemí Morales de Arjona, construida por la Fundación Adentro. Se trata de una escuela ubicada en la aldea Ixcanal en San Agustín Acasaguastlán, que tiene capacidad para cerca de 200 estudiantes.

Escuela Nohemí Morales de Arjona

El logro de esta escuela es que no se trata solamente de un lugar de formación educativa regular, sino que por las tardes se convierte en un centro educativo enfocado en las artes y especialmente, en la música.

Otra de las súper producciones exitosas de Ricardo Arjona ha sido su álbum 5to piso, publicado en el año 2008. En este disco, entre los sencillos más destacados se encuentran letras comoCómo duele y Sin ti… sin mí, las cuales rompieron récords.

5to piso

También, con el tiempo se popularizó mucho el sencillo Tocando fondo, que terminó sacando un videoclip. El álbum ya ha superado el millón de copias vendidas y es uno de los más exitosos del cantante.

Fuiste tú

En el álbum Independiente, lanzado en 2011, han surgido los últimos grandes éxitos recientes de Ricardo Arjona. El principal fue la canción Fuiste tú, que Arjona interpretó junto a la cantautora guatemalteca, Gaby Moreno.

Fuiste tú

Gaby era una desconocida para entonces, y gracias a la invitación de Arjona, su voz en la interpretación de Fuiste tú cautivó a muchos. Este sencillo fue tan exitoso que logró la nominación a Grabación del año, en los Grammy Latino de 2012.

Producciones sin parar

Desde entonces, Ricardo Arjona no ha parado de producir. Con su estudio Metamorfosis ha logrado sacar varios álbumes de estudio, como Poquita ropa (2010), Viaje (2014), Circo Soledad (2017), Blanco (2020), en combinación con Negro (2021).

Producciones sin parar

En todas estas obras, se puede ver la consolidación de Ricardo Arjona como cantante profesional. El artista ha creado producciones ya no tan dirigidas a las masas. Las canciones de sus dos últimos álbumes responden más a sus sentires y no tanto a la música comercial.

Una fuerte vida familiar

Hoy, Ricardo Arjona es un hombre maduro de más de 57 años, que sigue en plena producción musical, pero enfocada más en sus entrañas. Los hijos de su primera unión ya son mayores de edad y han hecho sus vidas, aunque Ricardo Jr trabaja junto a su padre.

Una fuerte vida familiar

Sin embargo, aún Ricardo Arjona disfruta y ejerce plenamente la paternidad del pequeño Nicolás, que tiene poco más de 10 años. En esta etapa de la vida de Arjona, hay mucho amor familiar y madurez musical.